Cambiando de tercio

Cuando algo te está haciendo daño, vives en  una situación que no comprendes, que no es la que quieres… trabajo, relaciones, salud,  cualquiera que sea, hay dos opciones: aceptar y continuar en ella, o cambiarla.

Si decides continuar en ella, bien sea porque no es el momento idóneo, el aprendizaje no se ha concluido, es momentáneamente inamovible, o cualquiera que sea el motivo,  hay que aceptar lo que ello conlleva y utilizarlo de entrenamiento para trabajar la paciencia, la  humildad, y el amor hacia el propio ser, con motivación y entrega.

Paciencia porque la situación no puedes cambiarla, solo tu actitud ante ella. Humildad que entiende que es debido a la causa y efecto. Y amor hacia el propio ser porque a pesar de todo sabes que eres un ser perfecto y único.

Si decides cambiarla hay que superar el miedo, el folio en blanco y aceptar los peajes.

Sea cuál sea la opción en la que nos encontremos las claves para mi son: el esfuerzo, la motivación, y el amor a todxs los seres y su consiguiente actuación.

Ojalá todxs los seres seamos felices.

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.