Heridas

En la vida, en ocasiones, nos hacemos daño. Daño que puede convertirse en heridas, heridas que pueden o no dejar marca, y que su marca puede durar en el tiempo o extinguirse en segundos, depende de la actitud que tomemos y de lo unidos que estemos a nuestro ser profundo.

A veces nos hacemos daño a nosotrxs mismos, con malos hábitos, relaciones no constructivas, deseos superficiales, anhelos, juicios, máscaras, culpas y un sin fin mas de comportamientos, pensamientos y palabras dañinas.

Otras veces, nos las hacen los seres que nos rodean y nosotrxs permitimos que nos dejen marcas; cuando dejamos influenciarnos por comentarios, miradas, golpes, cuando participamos de acciones que no nos benefician solo por la aceptación grupal…

Pero hay unas terceras heridas que son las que podemos provocar nosotrxs en el resto de las personas, y que a su vez hace que nos hiramos, guiándonos por el egoísmo, las aspiraciones y la confusión mental. Personas que sienten como nosotrxs y que les duele igual que a nosotrxs.

Día a día sufrimos, nos hacemos heridas, hacemos posibles heridas. Intentemos que estas actitudes cesen y amémonos, ¡dejemos de herirnos!

Ojalá todos los seres seamos felices.

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.