Corazón de mudanza

En ocasiones me imagino como vendedora ambulante, de un sitio para otro todo el día, y con la casa a cuestas. La libertad de poder viajar a cualquier lugar, de marcarte tus propios horarios, tus tiempos.

Me veo en una huerta, comer mis propias lechugas, tomates y cebollas,  e imagino una mesa en mitad del monte llena de todos esos manjares mientras observo un bello atardecer.

También me visualizo paseando por el desierto, descalza, con un vestido largo. Sintiendo cada pisada en la arena, y una brisilla reconfortante que recorre todo mi cuerpo, mientras a lo lejos, no hay nada.

Tres imágenes que recorren mi mente, como deseo o anhelo, o como entretenimiento mental, tres imágenes que me alejan del momento presente y que hacen que la insatisfacción y el sufrimiento aumenten, porque estoy situando mi felicidad en algo externo a mi y forjado en unas creencias que tengo sobre esas vidas, o esos lugares. Probablemente, si las viviese con esta mente que desea, en mi cabeza habrían surgido otras imágenes nuevas de lugares, personas… y seguiría en la rueda de la insatisfacción.

Retornar al presente y a su belleza.

Ser feliz ahora, con todo lo que tengo, con compasión.

Gracias,

Ojalá tod@s los seres sean felices.

Ojalá cese el  sufrimiento y sus causas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.