Aquí y ahora

Suaves caricias para el alma:

El primer rayo de sol cuando el invierno aún no ha terminado y sientes ese calorcito en la cara.

Sentir una piel suave en contacto con la tuya, piel con piel.

Escuchar un violín de fondo en una canción, una voz que te envuelve y eleva.

Cruzarte en la calle con alguien y que su mirada te devuelva amor y compasión.

Ver a una persona prestar ayuda a otra.

Pisar las hojas en otoño y el sonido que produce.

El olor de la tierra húmeda.

 

Gracias a todas las caricias y perdón por la falta de ellas,

 

Ojalá todos los seres seamos felices.

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.