The cat down the road

Hoy me han traído un amiguito a casa, un precioso ser. Me he quedado un ratillo observándole, viendo como rastreaba toda la casa, reaccionaba ante cualquier ruido y mientras escribo estas líneas hace un sonidito que no se qué puede significar.

Mientras le observaba me he acordado de cómo los seres nos comportamos ante el miedo, lo desconocido; ante las situaciones que se escapan de nuestro espacio de confort y seguridad.

Muchas veces creemos que una situación nueva nos supera y preferimos quedarnos donde estamos, pero si tomamos aire y retomamos al momento presente nos damos cuenta de que es una situación mas y que en poco tiempo pasará a ser conocida y clasificada como todas las anteriores.

Por todo ello me animo a salir de estas zonas y a experimentar abierta lo que mis causas y condiciones traigan, porque si una condición se da, una menos que se tiene que dar también, por lo que, además, es motivo de alegría y agradecimiento.

Un día mas estoy agradecida por estar viva, poder hablar y tener la capacidad para observar mis reacciones y trabajar en ellas. Ojalá mi amiguito llegue a estarlo también.

Gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices.

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.