Observando la libertad

Amanece.

Siento cálidas las mejillas, el sol ha vuelto a asomar, ¡que preciosa vida!

Estoy en una playa con una manta en el suelo. Respiro, me siento plena y agradecida.

Una ligera brisilla me cosquillea los pies. Me encuentro presente.

Estiro los brazos y dibujo en la arena un círculo protector y de entrega.

Siento su presencia a mi lado, abrazándome. Amor incondicional.

Nos levantamos y tomamos un zumo de pera, kiwi y grosellas recién hecho. Cuido mi cuerpo, cuido mi mente, te cuido.

Y respiramos mirando el horizonte. No hay ningún sitio dónde ir, ni nada más que hacer.

Unos chiquillxs corren en la orilla intentando que las olas no les mojen. Reímos todxs, estamos vivos y agradecidxs.

Dedicamos tiempo a estirarnos, saludar al sol y bailar al amanecer. Permanecemos en cada inspiración, soltamos en cada expiración, jugamos en cada paso de baile.

Doy un pequeño paseo hacia una roca consciente de mis pisadas y me siento a meditar. Hoy medito sobre mi preciosa vida humana y las causas que me han llevado a ella cómo posible  guía para la felicidad de todxs los seres. Contemplo la ausencia de deseo, la generosidad, la compasión y el vacío de existencia.

Muchísimas gracias vida por permitirme ser y siempre perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices.

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.