Crazy chicken

Ir de un sitio a otro como pollo sin cabeza, moverme porque debo moverme y no porque sienta el movimiento.

Levantarme, volar, desayunar, volar, ducharme volar, comer, volar, ir a tocar, volar…

Hace un tiempo volaba de un lado a otro, o mejor dicho me movía de un sitio a otro sin parar.

Un día descubrí que debía parar, mi cuerpo sabio me lo pidió y se lo concedí.

Me di cuenta de que antes de empezar la acción debía saber cuál era la motivación para llevarla a cabo: una motivación guiada desde el ser, o desde mi yo etiquetado.

Descubrir mis motivos reales me ayuda a saber si la tarea que voy a emprender se aleja o acerca a mi propósito.

Conocer los para qué me dan consciencia de mis pensamientos y la posibilidad de cambiarlos aplicar los antídotos,aceptar y continuar.

Cuando caminaba sin consciencia no veía al otrx porque no me veía a mi, era impensable ser compasiva y vacía de existencia.

Hoy vuelo pero de un modo más consciente, tomo  aire y lo suelto, retomo la paz.

Recuerdo mis aspiraciones y encuentro momentos para llevarlas a cabo, en las cosas más sencillas, en el instante.

Gracias y perdón bellos piojos, espero tengáis un precioso renacimiento humano.

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.