El plan perfecto

Muchas veces he pensado que había un plan perfecto para mí; lo visualizaba en un lugar concreto, haciendo algo concreto y con una persona en concreto.

Con los años veo que no existe un plan perfecto porque lo que vivo ya es perfecto en sí mismo.

Observar que de nada sirve quejarme de las circunstancias, sino que agradeciéndolas y aceptándolas el camino y el resultado resultan mucho más  beneficiosos. Saber que se dan así por algo, por unas causas y unas condiciones.

Constato que no existe un plan perfecto puesto que lo que hoy veo como perfección mañana puede que no lo sea debido a su impermanencia y valoración desde mi yo meramente etiquetado.

Olvidando este yo que desea llegar a lugares y encontrar caminos descubro que no hay ningún lugar al que llegar, ni nada que hacer, sino que permaneciendo y observando cómo los sucesos se van dando es cuando el plan “perfecto” se da.

Ser mi verdadero ser, escuchar, perdonar y agradecer la vida. Aprender de todos los caminos que se abren y surgen, así es como me abro a la inmensidad, inmensidad que desde mi yo enmascarado no sería capaz de ver.

Consciencia para aprender a ver, a ser.

Muchas gracias y perdón por cambiar hábitats,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.