Saco de mierda

En el monasterio de Kopan solíamos hablar sobre la impermanencia y para ello nos ponían ejemplos, explicaciones…

Un día apareció Venerable Tingyal con sus buenos días y su sonrisa dispuesto a guiar la meditación de la mañana.

Explicó que el tema era la impermanencia, y en tono de risa comentó que en anteriores cursos había personas que habían abandonado el retiro después de esa meditación.

Os la traspaso a mi manera y con perdón por las faltas posibles.

Siente como cada una de nuestras células está muriendo, a cada segundo,  como nuestros órganos se van deteriorando, nuestros sentidos.

Ahora visualiza a esa persona que tanto te gusta y observa como degenera también, como los alimentos que se mete a la boca acaban convirtiéndose en mierda.

Estos cuerpos a los que estamos aferrados están volviéndose mustios y llenos de arrugas a cada instante. No hay nada que hacer ante este hecho, solo aceptarlo y vivir sabiendo que todo es efímero, y que lo que vemos ahora está en continuo cambio y no es real.

Amar al ser profundo, no a su traje, porque este no sabemos cuanto durará, y aprendido tenemos que no da la felicidad.

Gracias a ese día el amor no es ciego.

Muchas gracias vida y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .