Tirando cosas

Hoy he empezado a volver a poner la casa patas arriba: he tirado por fin los apuntes de la uni, los de euskera y poco a poco voy a intentar dejar solo lo imprescindible, ya que en un espacio vacío es más fácil encontrar el vacío.

En el traslado de casa, hace ya unos años, renuncie a guardar mis dientes de leche, mis peluches de pequeña y mis cartas de adolescente.

Cuando tiré todo aquello, aprendí algo muy importante y es que mis recuerdos no están en mis posesiones, sino en mí, en cada uno de los actos que hoy emprendo, en mi manera de pensar, de sentir, ahí está todo lo vivido hasta ahora. Los objetos me acompañan y ayudan, pero no son mi ser.

Al desprenderme de todo, cerré un círculo, un período, dejé atrás parte de quien había sido para seguir reconstruyendo a este ser que habito.

Si me hubiera quedado en aquella página del libro con mis grandes objetos de valor, hoy no sería quien soy.

Vuelvo a la misma tarea de hace años, a dejar ir sin dramas, tragedias griegas, ni culpabilidad. Dejo ir porque agradezco todo lo anterior pero se que he de dejar paso a lo nuevo.

Muchas gracias recuerdos y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.