Stop locomotora

Me doy cuenta de cómo una simple decisión te puede llevar por diferentes caminos, y como esa decisión te puede ayudar a reforzar tu confianza o a ponerte trabas.

Antes, actuaba mas guiada por mis deseos, apetencias, o la corriente, que por mi verdadero ser. Podía estar horas viendo la televisión y comiendo cualquier cosa, sin pensar que estaba desperdiciando un hermoso tiempo y sin ser capaz de salir de mi propio yo. Solo quería evadirme y estar.

En ese deseo de evadirme y estar, había una necesidad de escapar del yo. Un yo que me hacía darle vueltas a una situación del trabajo, o a una discusión con mi novio o incluso, un yo que me hacía sentir miedo de mi ser.

Ahora, intento buscar este permanecer en mi, no en factores externos que me llevan a sitios, sino en mi interior, que es donde considero reside la felicidad.

Hay días que recaigo en lo conocido, pero gracias a ello refuerzo mis motivaciones y afianzo el camino que quiero seguir, un camino de paz y serenidad.

Cuando paras la locomotora no quieres volver a subir a ella, ¿para qué? ¿para seguir sufriendo y perjudicando al resto de seres y a ti mismo? No mas.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.