Visión

Durante años me quejaba porque me aburría, porque todos los días eran iguales, porque no pasaba nada emocionante…

Ahora que llevo dos semanas en el monasterio haciendo cada día, a la misma hora prácticamente lo mismo, me doy cuenta de que lo que me ocurría antes no era debido a lo que hacía o con quien estaba, sino a mi mente que era incapaz de disfrutar del momento y deseaba más.

Es sorprendente cómo dependiendo de dónde sitúe nuestra mente podemos ver el vaso medio lleno, o medio vacío y cómo está visión repercute en cada una de nuestras acciones.

Es increíble como somos los creadores de nuestra infelicidad y sufrimiento, así como partícipes de la del resto.

Cada día intento estar más en el presente, escuchar a mi ser, los pensamientos y emociones de mi yo, porque de este modo consigo ser un poco más feliz y de un modo más realista, si existe algo real claro.

No se trata de ser un/a optimista contra viento y marea, sino de observar que el camino en el que estoy es en el que tengo que estar para aprender, y que el mejor modo es el que estoy viviendo en este precioso instante.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.