Akranes

Oigo el viento azotar la furgoneta, el mar rompiendo contra las rocas, el silencio dentro del ruido, el silencio que respiro para volver a lo más profundo, a lo que mi ser grita, a lo que llevo trabajando tanto, por mi y por todos los seres.

En Islandia hace mucho frío, en otros viajes al frío me costaba pasear, me dolía la espalda de ir encogida y solo quería ir de cafetería en cafetería para entrar en calor. Lo comparo y veo el cambio, veo cómo quién fui ya no soy, como bien abrigada puedes llegar al fin del mundo, o como con una buena motivación puedes estar donde quieres estar, donde has venido a estar.

Las supuestas renuncias ya lo son menos, son decisiones acertadas para ser feliz realmente, para poder plantar una pequeña semilla para que crezca un mundo mejor, para que el sufrimiento de todos cese y conozcamos la verdad última.

Desde un precioso lugar en Islandia con deseos, muy etiquetados, de ver auroras boreales me reafirmo en el camino y agradezco todo lo que ocurre en él, porque me ayuda a ver qué soy y cuál es el paraje siguiente a seguir en la ruta.

Muchas gracias reencuentros y perdón a todxs,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .