Día a día

En un camping al suroeste de Islandia, al calorcito de la sala de estar y después de un precioso día de ver maravillosos paisajes, disfrutar del silencio, de la madre tierra me siento y reposo en un libro de meditación sobre cómo ser feliz.

No importa dónde vaya, dónde me encuentre, trabajar en mi ser, en mis pensamientos, palabras y acciones, ser cada día un poco más consciente de mis tendencias para poder aplicar los antídotos y ser más beneficiosa para mí y para el resto de seres.

Llegar a lo más profundo no es un camino de un día, quizá esté eones hasta conseguirlo, pero día a día acumulo un poco más de virtud, veo como los viejos patrones se van abandonando y sustituyendo por unos más compasivos y menos etiquetados por mi yo.

Saber que no se nada y que si realmente quiero ser de utilidad debo esforzarme, aunque me encuentre en un lugar perdido del mundo, porque a día de hoy no sé vivir de otra manera que no sea con esta aspiración, porque un mundo de paz y amor es posible si lo intentamos.

La tierra aquí burbujea, que mi impulso hacia el cambio burbujee igual o más siempre!

Gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.