Huellas

En este precioso terreno cambiante me doy cuenta de cómo el paso de los años, los acontecimientos, las experiencias, las relaciones… dejan huella.

Y me refiero a huellas como pequeñas pisadas que se quedan en ti, para cambiar, continuar igual o retroceder, aunque esto último lo concibo más como volver al punto de inicio para continuar. Pisadas que te construyen sabiendo que es una construcción en base al yo meramente etiquetado,que no hay una realidad por si misma.

Las huellas no son marcas que se quedan impregnadas para siempre, sino pequeñas luces que te recuerdan de donde vienes y te ayudan a ver dónde vas.

En alguna ocasión creí que las huellas se habían convertido en marcas y que era imposible desprenderme de ellas incluso ni con el mejor de los quitamarcas. El paso del tiempo y la motivación por dejar atrás ese pensamiento de permanencia y estancamiento permite que todo se evapore y que sólo haya improntas donde apoyarte, improntas que te muestran la ley de causa y efecto.

Intentar día a día generar huellas que generen amor y paz, huellas que perduren lo que no perdura y que den forma a lo que no la tiene.

Muchas gracias preciosa madre tierra y perdón también,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .