Estados

Hoy estoy malita. Desde que me he levantado me he encontrado cansada, como si el cuerpo me pesara y solo pensaba en tumbarme en el sofá con la mantita.

Cuando he recobrado algo de fuerzas he limpiado la casa por encima y he meditado un poquillo. He ido a trabajar, me he distraído y no he pensado mucho en mi cuerpo, pero de vez en cuando me venían oleadas de cansancio que me hacían recordar mi estado. He salido de casa y he venido directa al sofá, después de comprar unos víveres necesarios, eso sí, sin grandes esfuerzos porque no podía.

Hacía tiempo que no me ponía malita, quizás un año o más. Cada vez que me pasa me cuesta parar y dejar que el agotamiento invada mi cuerpo y que se dé lo que se tenga que dar. Suelo intentar forzarme a estar bien, a seguir como si nada, pero el sabio cuerpo te obliga a mantenerte inmóvil.

Al estar malita me doy cuenta de lo saludable y fuerte que estoy siempre, y lo agradezco. Y también me doy cuenta de mi propia vulnerabilidad y de la impermanencia de mi cuerpo, así como de la necesidad de cuidado y amor.

Muchas gracias estados y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .