Llorar y reír a la vez

Hablando con un grandísimo ser hace un ratillo comentábamos, o me decía más bien, que lloraba y reía a la vez, y he de reconocer que yo también lo hago.

Desde hace algún tiempo, incluso en los momentos de mayor tristeza sigue aflorando, a ratitos, el humor y la sonrisa. Este impulso te recuerda que no solo eres el llanto y la tristeza, sino que eres más que esas emociones, también eres la vida, alegría y ser, y que además, todos los estados que experimentamos y cómo reaccionamos ante ellos vienen de nuestra mente y que, si se puede, hay que tomar la vida como lo que es, un juego, y respirar. Respirar profundo y permanecer.

En anteriores episodios, cuando rompimos mi gran ex y yo por ejemplo, monté un gran drama y todos los días eran tristes y oscuros para mí, no quería salir de casa, ni quedar con amigas, ni nada de nada, no vaya a ser que fuera feliz y no podría seguir alimentando ese estado. Y así pasaron muchos meses, sin ser consciente del valor de la vida, del ser.

Cuando experimenté el dolor profundo es cuando decidí que lo iba a luchar siempre. La vida como regalo.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.