Fácil lo difícil

En alguna que otra ocasión me ha tocado ponerme delante de alguien con quien he tenido un conflicto: por tener diferentes opiniones, porque no se ha comportado como prometía hacerlo…

También he estado delante de personas que me han hecho daño: porque me han mentido, me han sido infieles, porque no han respetado mis derechos y a mi persona…

Y también he mirado a los ojos de personas que me ponían nerviosa porque no reaccionaban como yo ante una situación, porque no respondían a mis expectativas, o porque  me generaban desconfianza y cuestionamiento.

A todas esas personas las miraba desde el me, a mi, lo mio,es decir, desde mi yo. Cuando miras desde el corazón, más allá de lo que me han enseñado, de quien soy y de cómo entiendo la vida, no hay diferencias.

Si, es cierto, no piensa como tú, no actúa como tú, pero ¿su corazón late como el tuyo? A veces marcamos diferencias que nos separan, que agrandan los conflictos, que nos aíslan.

Empezar a ver en el/la otrx a ti. Somos distintxs pero deseamos lo mismo, ser felices.

Ser capaces de mirar y perdonar, aceptar, mandar luz y amar desde lo más profundo.

Ser capaces de traspasar.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.