Flow

Cuando dejas de buscar grandes cosas y simplemente haces las cosas pequeñas, con todo tu corazón, con toda tu presencia, descubres que todo se llena de serenidad, de confianza en la vida, de amor.

En realidad sigues haciendo las mismas tareas de todos los días: lavadora, preparar la comida, lavarte los dientes, ir a trabajar… Pero algo ha cambiado; es como si el tiempo entre tarea y tarea se hubiese distanciado, es como si ya no existiesen las tareas y simplemente hubiese un fluir por la vida o en la vida.

No hay preocupaciones que duren más de 3 minutos, no hay futuro y sus correspondientes actividades, sueños…, simplemente hay presente.

Y lo que si hay es: risas, conversaciones llenas de amor y bondad, una gran unión de seres que desean lo mejor para el otro e intentan no hacerse daño entre ellos.

Hay también una plena consciencia de lo que piensas, de lo que dices y de lo que haces,  pero sin juzgarla, ni analizarla, simplemente percibiéndola y dejándola ir si ha de irse, o quedándose si ha de quedarse.

Cuando dejas que el instante te llene, la compasión y el amor que somos vuelve a salir y se respira la felicidad.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .