Hola vida

Hoy, después de bailar, mi visión se ha tornado un poco borrosa y me ha venido a la mente la idea de la muerte, mi muerte. Parece que viviéramos todos los días dando por supuesto que vamos a amanecer al día siguiente, que en el segundo próximo vamos a estar vivos, pero no tiene porqué ser así. De este modo vivimos postergando los perdones, postergando el olvidar, postergando el luchar por nuestros sueños y postergando vivir, al fin y al cabo.

Si me viniera ahora mismo la muerte me iría tranquila, he perdonado, he amado, he reído, he saltado, he bailado y he hecho tantas y tantas cosas. Se que aún me quedan muchísimas mas por hacer, por trabajar, por descubrir, pero en este instante en el que tomo aire y suelto puedo decir que me iría sin cuentas pendientes.

Me encantaría haber ayudado más, haber sido más generosa, más consciente, pero a día de hoy me acepto tal y como soy, y si no vuelvo a respirar, en la próxima vida me tocará seguir trabajando con todo ello, no hay problema. Y si lo vuelvo a hacer en esta, intentaré ser del máximo beneficio para todos los seres, o al menos, lo menos perjudicial.

A veces cuesta nombrar a la muerte, es como si quisieras mirar para otro lado creyendo que así no va a llegar nunca, pero va a llegar. Mirar a la muerte a la cara y saber que forma parte del proceso de la vida me ayuda a observar la vida en su totalidad, a no cultivar ira, ni rencor, ni enfado, a intentar recordarme a cada segundo que somos amor, que somos paz, que no hay nadie en ningún mundo que no lo sea y que solo debemos pararnos para poder observarlo.

Saludar a la muerte te hace saludar a la vida, te hace; no querer malgastar tu tiempo estando donde no quieres estar, rodearte de amor, vivir en plenitud todos los días y agradecer todos los instantes que la vida te concede y todos esos maravillosos seres que te acompañan en el camino.

Saludar a la muerte te permite reírte de ti mismx cuando piensas en la muerte y lloras por lo que dejarías atrás, ¡el apego!, porque te das cuenta de cómo la cabeza está yendo a lugares que se alejan mucho del presente y que está todo construido por tu yo, te ayuda a ver a tu yo y a no tomarlo en serio.

No se cuando llegará, solo se que intentaré que me pille sonriendo.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.