Soltando capas

A medida que pasan los días me doy cuenta de que empiezo a perder la consciencia del tiempo; no tengo ningún sitio a donde ir, ni nada que hacer, simplemente lo que mi ser me dicte: paseo, paseo, comer, comer, esnorquel, esnorquel.

Es maravilloso como cuando dejas de ponerte metas es cuando más entra la acción en juego.

Si no te presionas: de tengo que hacer esto, o cómo voy a estar horas mirando el horizonte, o a estas horas te vas a bañar, es decir, cuando  cesa el diálogo interno, o al menos no lo sigues aunque siga ahí, es cuando tú verdadero ser empieza a asomar.

Es como si poco a poco te fueras quitando capas de lo que eres en tu día a día: educadora, surdista, vegetariana, budista, reflexiva, tendente a la tristeza… y surgiera tu verdadero ser; ese que no juzga, no cuestiona, simplemente hace.

En el día a día, cuando estamos todxs inmersos con nuestras capas de batalla resulta más complicado salir del corsé, pero si respiramos y recordamos que vinimos siendo nada y así nos iremos, ayuda.

Escuchar al ser y actuar, sin miedo, él ya lo sabe todo, solo está esperando que lo dejemos salir.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.