Subiéndome al tren

Hoy nuevamente la vida me ha dado una lección y es: que no pierda las oportunidades que suceden porque puede que no se vuelvan a dar.

Esta mañana he pensado en pegarme un baño, como todos los días, pero he dicho, va luego, a la tarde. Y qué ha ocurrido? Que a la tarde se ha levantado viento y mucho oleaje, por lo que el baño ha resultado imposible.

Esta lección, o más bien el conocimiento de esta lección, ya la traía conmigo desde hacía tiempo, pero parece ser que aún no he conseguido impregnarla en mis tendencias, o que me he dejado llevar por la mente en lugar de por el ser.

Cuando dejamos pasar oportunidades después surgen las culpas, las responsabilidades, el debería o el y si, el juicio… Para evitar este malgastar energía valiosísima he aprendido a coger el tren, y en el caso de no cogerlo, no darle más vueltas, porque quizás no era el momento, o la situación. O sí, pero mis miedos no me han permitido alcanzar el vagón.

Escuchar al interior y seguir sus consejos, sus pasos, su voz.

Hacer caso de nuestra sabiduría natural que nos lleva a maravillosos lugares de crecimiento, de amor.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.