Descubriendo lugares

Cada día percibo que me cuesta menos decir que no cuando quiero decir no.

Antes podía asistir a todo tipo de eventos en los que no quería estar, quedarme infinitamente en lugares de los que deseaba irme pero no era capaz de alzar mi voz por si incomodaba a alguien, tampoco era capaz de no hacer favores aunque conllevase perder tiempo en mi, porque creía que era egoísta y poco samaritano, del mismo modo negaba mis sentimientos para no contrariar o simplemente porque creía que podrían dañar.

Es cierto que aún flaqueo en ocasiones, debido a la falta de consciencia y al hábito, pero lo que realmente me ha ayudado a decir no es: tener muy claros mis objetivos, cuál es mi propósito, mi aspiracion y día a día trabajar en ella, ser una con ella.

De este modo no titubeo cuando quiero decir no porque sé que es debido a algo más profundo que mi yo queriendo salirse con la suya, que mi yo intentando saciar sus deseos… Es una respuesta que viene desde mi ser que se ama y aprecia, que sabe lo que necesita y puede dar, que sabe quién es y para qué ha venido a esta vida.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.