Soltar el plan

Hoy la vida me ha vuelto a dar la lección de que todo es efímero e impermanente, de que nada está bajo nuestro dominio y de que lo único que podemos controlar es nuestro modo de vivir las situaciones y emociones, nuestro modo de aceptarlas y hacerles frente.

Recuerdo que antes creía que todo iba a durar eternamente, que el plan tan bien urgado que tenía trazado se iba a dar sin ninguna duda, que solo hacía falta esfuerzo y dedicación, y si es cierto que se dará, pero no sabemos cómo, ni cuándo, y probablemente no sea igual que el que hemos diseñado en nuestra mente, sino más cómo ha de ser: perfectamente imperfecto, perfectamente vacío del todo.

Cuando aprendes y vives sabiendo que lo que viene después se irá, que el único dominio que tenemos sobre la vida es el de nuestra actitud, el de cómo nos tomamos las situaciones, cómo decidimos vivir internamente y cómo nos relacionamos con el resto…, respiras en calma.

Cuando ocurre algo inesperado simplemente sonríes y agradeces nuevamente la lección de impermanencia, de soltar el control y dejar ir, de vivir el presente agradecida aunque nada tenga que ver con tu plan perfecto meticulosamente diseñado.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .