Mano amiga

Y de repente un día, sin haber hecho nada fuera de lo habitual, ocurre algo. Y ese algo ocurre en San Juan, en una noche donde dejas atrás todo  quemándolo y miras hacia adelante con la ligereza del que no carga nada.

Y ese algo es un gracias inesperado y una mano que me recuerda que estoy en el camino, que el esfuerzo merece la pena y que es necesario que entre todxs hagamos un mundo mejor, porque el sufrimiento es muy grande y nuestras vidas muy valiosas.

Esta mano, a pesar de saber que es totalmente etiquetada, me hace sonreír desde lo profundo y me ayuda a seguir viéndome, y a seguir queriendo mirar día a día lo que hay dentro; para poder llegar a ser quien soy, en todo mi esplendor.

Se que las cosas no llegan de un día para otro, que el trabajo es largo y no siempre gustoso, pero en esta mano veo cómo, del mismo modo, los pequeños pasos generan grandes cambios.

Os animo a mirar en vosotrxs, a arriesgar lo conocido por lo desconocido y a jugar, a reír, cómo si el mañana no fuera a llegar, cómo si solo hubiera lo que hay, presente.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.