Despedidas comienzos

A veces toca decir adiós porque no queda ya nada más por contarse, nada más por compartir, porque aunque queden temas pendientes, en este momento ya no es posible porque lo único que os hacéis es daño, porque la escucha y el amor se dejaron en algún punto de vuestra relación y no es posible volver atrás.

Todxs hemos tenido que dejar partir a alguien que queríamos muchísimo en algún momento de nuestra vida, y probablemente la despedida fue muy dolorosa, pero lo que he aprendido es, que se torna más dolorosa cuando nos negamos a aceptar lo que está ocurriendo, cuando sustituimos el dolor por el odio, el rencor, la ira…

Por mucho que una persona te haya hecho sufrir está en cada unx de nosotrxs el modo en el que respondemos a su ataque: podemos observar y darnos cuenta de que no es nada personal, sino que está dejándose llevar por su dolor, o podemos emprender una batalla que no lleva a ningún lado y que sólo incrementa el sufrimiento.

Desear desde lo mas profundo que esa persona encuentre la serenidad, la calma y la tranquilidad que tanto cultivas en tí, en caminos unidos o separados, con o sin ti.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.