Cómo una rana

Ayer mientras meditaba prontito a la mañana uno de los pequeños de la casa se despertó y como ya me había visto hacerlo más veces, cogió un cojín y se sentó a mi lado mirándome de reojillo.

Esta mañana directamente me ha preguntado si no meditaba y ha traído dos cojines. En la meditación he intentado guiar un poco concentrándonos en la respiración…, pero en un momento que me he callado le he oído decir: cómo una rana, tranquilos, observando lo que ocurre.

Hacía tiempo que había utilizado la imagen de la rana con él, y se acordaba, que ser más maravilloso!!

Esta anécdota me recuerda cómo de importante es: la manera que tenemos de relacionarnos con el resto de seres, cómo nos comunicamos, sobre qué temas, que es lo que transmitimos y para qué, cuál es nuestra motivación…

Parece que vamos por la vida de manera aislada y que lo que yo hago nada tiene que ver con lo que haces tu, pero la realidad es que estamos interrelacionados y somos interdependientes; lo que yo hago tiene repercusión en ti y al revés.

No sabemos cuál puede ser el impacto, así que prestemos atención a nuestros pensamientos, acciones y palabras. Amemos!

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.