Práctica diaria

Venimos sin nada y con nada partiremos. Me lo recuerdo cada vez que me atrapo intentando poseer personas, objetos, momentos, máscaras e incluso sentimientos.

La teoría es fácil de comprender pero la puesta en práctica no siempre tanto. Me doy cuenta de que para soltar definitivamente, para rendirse, para ceder a la vida, hay que dejar ir una y otra vez, hay que retornar al presente y darnos cuenta de que no es nada lo que cesa ya que eso que creemos que cesa, lo hace porque existe en nuestra mente que le pone ese nombre, entonces, porqué nos cuesta tanto esa supuesta renuncia?, ése decir adiós?

Cuando nada tienes, nada puedes perder. Cuando nadie eres, experimentas cada momento pero sin intentar sacar nada de él, simplemente lo vives, sin aferrarte a él, sin hacerlo propio, sin creer que te pertenece e identificarte con él, sin creer que te compone.

Cada día entrenar en ello, haciendo de cada experiencia una experiencia única e irrepetible, de cada ser que encuentras un gran encuentro que aprecias pero no lo agarras, de cada emoción una emoción que sientes y dejas ir, de cada lugar un lugar de paso. Asi día tras día, momento a momento.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.