Soltar expectativas

Vivimos haciéndonos expectativas, de cómo será cuando apruebe ese examen, o consiga ese trabajo, o me case con esa persona. Y en ese hacernos expectativas nos olvidamos de vivir el presente, nos generamos frustración y cierto sufrimiento porque nuestras expectativas y la realidad nunca son las mismas, ni mejor, ni peor, simplemente no son cómo lo hemos diseñado en nuestra mente.

Cada día intento hacer una visualización de dónde me gustaría estar dentro de 5 años, pero es un paisaje abierto, con una actividad abierta, así como la compañía y el propósito, pero con una aspiración: ser de beneficio, ser.

La visualización sigue una línea, pero no me aferro a lo que esa experiencia me brinda, sino que trabajo día a día para estar donde mi ser vibra, dónde he venido a estar, sin poner interrupciones, ni obstáculos creados por mi mente.

Cuando dejas de tener expectativas y pasas a tener aspiraciones, el campo de la abundancia se abre y todo se puede dar, lo imaginado, y lo nunca imaginado, ya que traspasamos la frontera de la mente y circulamos con nuestro bello ser y su camino.

Aspirar amando lo que ya somos, aceptandonos hoy para construir el mañana y viviendo el instante.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.