Detrás de

Vayas a donde vayas la maleta te acompaña si no la has ido soltando, si no te has hecho consciente de su presencia, si no has trabajado la atención plena que te ayuda a ver lo que guardas en tu interior, tus patrones, creencias…

Y esto se puede observar si nos paramos por un segundo y miramos a nuestro alrededor, gente quejándose en la playa cuando un perro ajeno se acerca a la toalla e insultan a dueño y perro cuando el suyo andaba haciendo prácticamente lo mismo.

O diálogos en un restaurante porque la comida está sosa, o salada, o templada, o… Sin darnos cuenta de que es una verdadera fortuna poder tener alimentos y más fortuna aún que sea fuera de casa.

O ver caras tristes, enfadadas, vacías…, en el lugar más paradisíaco del mundo, comprendiendo nuevamente que el exterior no da la felicidad cuando el interior no es feliz.

Ver en los demás estas mochilas antes de juzgar, de deducir, de sacar conclusiones.

Ver nuestras propias mochilas y saber que no nos componen, sólo nos acompañan, y así ir vaciando, una y otra vez, una y otra vez.

Ver más allá de lo que vemos, ver con el corazón.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.