Dureza

Me doy cuenta de que a veces sigo siendo muy dura con las personas que me rodean y conmigo misma. Recuerdo cuando era adolescente que me gastaba muy mal carácter y poco me costaba mandarle a alguien a freír espárragos cuando sentía que era necesario. Con el tiempo este  carácter se ha ido aplacando, pero no por cuestión de los años, sino por un propósito firme de no querer dañar a nadie con mis palabras serias y bruscas y una actitud, en ocasiones, dañina.

La parte buena de la película es que llevo un tiempo identificando cuándo surge en mi el enfado, el mal carácter, de modo que cuando veo atisbos de surgimiento respiro y observo todas esas emociones, respiro las observo y dejo que se vayan, permitiendo de este modo no dejarme arrastrar por ellas, no ir a lugares dónde no quiero estar, lugares que me/nos dañan.

Y a su vez reconozco que si paso mucho tiempo en espacios cerrados, o desde una posición muy de mente, o alejada de mi ser profundo es cuando más afloran estas emociones, es decir, cuanto más me alejo de mi ser, más daño nos causo.

Consciencia, atención, amor y alimento diario, momento a momento.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.