Antes de…

A veces nos quedamos atascadxs en algo que nos sienta mal y no somos capaces de dejarlo ir, nos quedamos horas y horas dándole vueltas al mismo tema: a porqué alguien lo ha hecho así o asá, a que cómo no es capaz de darse cuenta de sus actos, a que si la abuela fuma vamos.

Las fórmulas que me suelen servir cuando me descubro juzgando a alguien son:

  • Pensar que estoy muy lejos de ser esa mujer perfecta que nunca comete ni un error y que no daña nunca a nadie,  porque aunque mi intención sea no dañar, no siempre el resto de seres pueden percibir tus actos como algo beneficioso ya que sus gafas se lo prohíben, y porque, además, como maravillosamente imperfecta que soy, en ocasiones, pienso en mi aire y mi espacio, y eso, puede dañar.
  • Descubrir que no sé absolutamente nada de la otra persona, no sé lo que siente, lo que vive o ha vivido, cómo se llamaba su mejor amigo…, entonces, cómo puedo juzgar a alguien por cuatro movimientos que le veo hacer, quizás no se encuentra en su mejor día, no sabe cómo hacerlo de otro modo…
  • Saber que la crítica solo genera desunión.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los res seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.