Bacantes

Hoy estaba en la playa quitándome las piedras de entre los dedillos de un modo muy consciente y atento y me he acordado de cuando tenía 14 años e iba a teatro. Teníamos en la clase atrezzo para escoger, y después investigabamos durante un tiempo, no sé definir si largo o corto, cómo nos sentíamos con ello, que emociones surgían en nosotrxs y a qué historias nos llevaban, qué se formulaba en nuestra mente…

15 años más tarde, en clases de kontak, me veía prestando atención a mi cuerpo, cuál era su cualidad: si era ligero, pesado…, si estaba disponible, si me encontraba en el eje, cómo reaccionaba ante algo inesperado si con disposición a la resolución o con evasiones, retirada, y un largo etcétera.

Me encanta ver cómo la atención plena o mindfullness no es algo que no haya estado presente a lo largo de mi vida, porque incluso cuando estudiaba y divagaba y me montaba historias de castillos y princesas llegaba un momento en el que era consciente que me había ido de la tarea y la retomaba.

Percibir que la sabiduría está en nuestro interior. Pararse en cada cosa que hagamos, estar en ese momento, con los ojos abiertos, preparados, dispuestos.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.