No esperar

Cuando sufres bastante es como que ves la vida en su totalidad: observas dónde reside la felicidad, ves cómo el helado que anteriormente te daba placer ya no lo hace, cómo las conversaciones con tus amigas de toda la vida se tornan vacías, y no por las conversaciones en sí, sino por tu estado mental, cómo el sol ya no calienta igual y ninguna película acaba de llenarte.

Cuando sufres bastante descubres que no quieres que nadie pase por lo mismo que has pasado tú, porque sabes que es muy doloroso y difícil de trascender, por lo que te esfuerzas día a día en buscar cuáles son las causas de la felicidad, de poder tener una mente en calma, en serenidad…, para ti y para el resto, porque sabes que las vacas flacas llegarán, que ese momento de hecatombe ocurrirá aunque yo no quiera y es mejor estar preparadx, tener las herramientas.

Cuando sufres bastante dejas de intentar demostrar nada, ni convencer, ni tener un lugar en ningún sitio, porque solo con estar bien es más que suficiente, con poder volver a disfrutar de las sonrisas, del aire, del mar, de la danza…

No esperar a sufrir para vivir, para ser.

Muchas gracias y feliz día,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.