Dale

Si quieres comer una chocolatina, comela. Si quieres tomar un vaso de vino, hazlo. Si quieres ducharte con el agua corriendo todo el tiempo, dale.

Me doy cuenta de que a veces sabes que algo no te conviene o que no deberías hacerlo pero aun así decides llevarlo acabo y mientras lo haces te culpabilizas, castigas, le das vueltas y vueltas a la cabeza y no disfrutas al fin y al cabo. No quiero decir que nos dejemos llevar por nuestros deseos o que busquemos continuamente el placer instantáneo, pero si has decidido hacerlo disfrútalo y vive ese momento, con presencia, sabiendo que es efímero y que no nos otorga la felicidad última,  sin arrepentimientos ni promesas para mañana, simplemente vivelo. Intenta no depender de ello, aprende a usarlo y también a dejarlo ir.

Al fin y al cabo es controlar tu mente, tus ansias de tener, de poseer, de atisbar resquicios de placer pero hay días en los que la mente pide con mucha fuerza y la voluntad es escasa, así que acepta tu estado y haz lo que tengas que hacer, con respeto hacia unx mismx y el resto y con mucho amor hacia ti, con mucha comprensión y escucha.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.