Trayectos

Me gusta montarme en autobuses, aviones y transportes hacia algún lugar, no solo por el hecho de qué te depara una partida o una llegada, sino también por el precioso tiempo del que dispones para tí, para hacer lo que te gusta, lo que te conecta contigo, lo que te hace sentir bien.

Hace algún tiempo vivía como un auténtico drama tener que hacer maletas, chekings, esperas en aeropuertos o horas metida dentro de un autobús, me parecía una pérdida de tiempo y una falta de aprovechamiento de mi vida. Ahora, por el contrario, aparte de aceptar que esos tiempos forman parte del proceso que me lleva a lugares y que me enseñan, me doy cuenta de que dispongo de preciosos momentos para meditar, recitar mantras, ponerme al día con los correos, ver una película y simplemente estar. Vivimos continuamente de aquí para allá y obviamos que hay muchos instantes que pasan desapercibidos porque nos encontramos en nuestros pensamientos, en el comecocos. Si mientras esperamos la cola del supermercado o un semáforo somos conscientes de nuestra respiración habremos conseguido dirigir nuestra atención a dónde queremos además de contrarrestar los nervios o el estrés.

Estar atentxs a estos maravillosos momentos, percibirlos y experienciarlos.

Muchas gracias y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.