34 otoños

Hace un año un día cómo hoy estaba en un monasterio en Italia recitando om manis. Hace dos años haciendo un trekking por Nepal intentando llegar al campamento base del Annapurna. Hace 7 junto a mi ama en un hospital con una tarta y un proceso de despedida. Hace 34 en un hospital también, con mis aitas acogiéndome y ningún recuerdo.

La verdad es que estoy encantada y agradecida de tener seres maravillosos que me acompañan en la vida, que me quieren, respetan, aprecian, que se preocupan por mi, que intentan hacerme sonreír, escucharme, estar a mi lado en todos los momentos de este viaje llamado vida, que bailan y ríen, o lloran y gritan si es lo que toca.

Estoy agradecida de estar viva, de poder seguir aprendiendo, creciendo, de estar cada día un poco más cerca de lo que soy, de vivir cada vez más libre de patrones e ideas erróneas, de poder acompañar a muchos seres en su camino hacia ese estado de calma y amor, de poder intentar no dañar y ser.

Pero también echo de menos estar junto con esas personas que me dieron la vida, sin dramas, simplemente lo echo de menos y les agradezco esto.

Muchas gracias a todxs y perdón,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.