Trabajando la humildad

Hoy vuelvo al tema de la humildad porque creo que es una de las virtudes que más nos puede ayudar a avanzar en el cese del sufrimiento, en ser realmente felices. Porque para amarte hace falta humildad, hace falta verte en tu totalidad, con lo bueno y lo malo, las culpas, los enfados y los rencores, pero también con las alegrías, la escucha y la paciencia. Humildad para ver tus perfectas imperfecciones y abrazarlas y amarlas tal cuál son.

Para amar hace falta humildad; humildad para ver al otrx cómo un igual independientemente de sus circunstancias, de sus factores externos, humildad para reconocer lo poco que sabemos y lo mucho que nos queda por descubrir, humildad para escuchar al otrx y lo que tenga que decirnos, aunque duela, lo consideremos injusto o no estemos de acuerdo, porque su voz vale tanto como la nuestra y de los lugares más recónditos pueden surgir las verdaderas enseñanzas.

La humildad nos ayuda a trabajar en nuestra identificación con el yo, en aprender a desmontarlo porque nos damos cuenta de que nos perdemos mucha alegría intentando defender algo que no existe por sí mismo, perdemos también personas, oportunidades, intentando ser lo que no somos por miedo, por aferramiento.

Trabajar día a día la humildad, con mucho amor.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.