Po popooo

Si conseguimos traspasar el pánico inicial y respiramos todo vuelve a su naturaleza, la calma. Ayer atravesaba Madrid con el coche, y como en anteriores episodios, pensé: cómo pierda el control la lío parda, así que respiré y continué, mirando por los espejos, con atención plena en el momento presente. Para quien esté acostumbradx a conducir bajo ésos niveles de tráfico probablemente sea un día más de vuelta a casa o dirección trabajo; un poco de radio y a cantar mientras ves pasar coches a izquierda, derecha, delante, detrás un dos tres.

En realidad lo que me sucedió ayer es miedo a no controlar la situación, a perder las riendas, a la incertidumbre de qué harán el resto de conductorxs, pero nuevamente lo supero y traspaso respirando y viniendo a éste momento.

Recuerdo conducir a las afueras de Dakar camino a Toubab Diallaw en plena noche y sin electricidad por ningún lado, y aquel día no hubo miedo por mí conducción o qué podría pasar al no ver nada sino serenidad y un fluir con el instante. Si estás en el ser no hay miedos.

En la vida surgirán miedos, habrá momentos de pánico total por lo que pueda suceder pero todo ello está en nuestra mente lejos de la realidad si existe como tal. Intentarlo día a día!

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese el sufrimiento y sus causas,

Pueda yo hacerlo!

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .