Tener la mirada de niñx, así como su risa a carcajada, aunque te mientan, engañen, se burlen de tí, te ninguneen, intenten manipular, persuadir… Hacer que nuestra historia no determine quiénes somos, que nuestros miedos al sufrimiento no nos impidan intentar ser felices, amar.

Cuando un niño empieza a andar se cae una y otra vez hasta que consigue dar tres pasos seguidos, y después se cae una y otra vez hasta que consigue dar seis, y lo mismo ocurre hasta los nueve, doce, dieciocho. Pero este niño no deja de intentarlo una y otra vez, no deja de intentar lograr su propósito, de luchar por conseguirlo, de disfrutar con los avances, con los pequeños logros.

Abrir cada mañana nuestro corazón a la vida y seguir, disfrutando del camino. Confiar en sus protagonistas y en el plan perfecto para todxs y cada unx de nosotrxs. Trabajar la paciencia que recuerda que no importa cuánto, sino cómo, y la calma mental para aprender y sobrellevarlo todo.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podamos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.