Naranjas

Hoy estaba charlando con una amiga en una esquina cuando ha pasado un hombre cargando con varias cajas de naranjas en un carro y se le han caído unas cuantas cajas con sus correspondientes naranjas. Tras dudar unos segundos nos hemos acercado a ayudarle, así como una niña de 7 años y sus padres.

En ocasiones nos encontramos con momentos de poder echar una mano a alguien y nos paramos a pensarlo cuando lo natural, lo más cercano a nuestro ser, sería ayudar, sería acercarse y brindar nuestras manos para recoger naranjas, abrir puertas, cargar maletas, ayudar a bajar carros…

Aunque debido a nuestros condicionamientos y a nuestro arraigo al yo y mis problemas, mi mundo, mi móvil, mi vida, a veces no seamos capaces de ver lo que sucede, poco a poco, si ampliamos visión conseguiremos estar más disponibles para alguien más a parte de nosotrxs. Al principio pensaremos si acercarnos o no, y después lo haremos cómo la niña que no lo ha dudado ni un segundo.

Recordar que estamos todxs en lo mismo.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podamos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.