Paseos lluviosos

Ayer salí a pasear bajo la lluvia, y no fui la única porque en el camino encontré a varios caracoles. Con el primero que vi me di cuenta que si no prestaba atención podría llevarme a alguno por delante sin ser esa mi intención. Así que para poder mirar el paisaje tuve que parar y observar, y continuar andando, y parar y observar de nuevo. Algúnx despistadx no debió darse cuenta de este hecho y también me topé con caparazones rotos.

Si vas por la vida solo mirándote a tí, o distraídx en tus pensamientos, historias, supuestas “cosas importantes”, puedes dañar a tu paso sin siquiera advertirlo, porque no sabemos cómo de frágil es lo que encontramos, cómo de inestable se puede llegar a estar.

Prestar atención, salir del aferramiento al yo y ver más allá.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podamos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.