Mirar sin mirar

En la caminata del día por ruta distinta me he dado cuenta, nuevamente, que no importa el lugar en el que estés, sino cómo te encuentres, cómo está tu mente, tus emociones, cómo de presente y atento te hayas.

Tiendo a querer viajar y conquistar sitios lejanos y en cada paseo redescubro la ciudad en la que vivo desde hace 34 años, sus bosques a 10 minutos de casa, sus flores de colores, el musgo, los mini ríos apareciendo, los pájaros escondidos entre las hojas cantando.

Queremos ir lejos y a nuestro alrededor hay un verdadero paraíso, el problema suele residir en que ni siquiera hacemos el intento de salir a mirar, porque como es lo de siempre no le encontramos su belleza, la novedad. Se nos olvida que todo está en constante cambio, y que además, es la mirada la que ve, esta mirada cultivada durante años habitando este cuerpo.

Salir a la calle y mirar sin mirar.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podamos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.