De consejos

Hoy una desconocida me ha parado por la calle para pedirme consejo, algo que no es del todo raro en mi vida, por lo que nos hemos sentado en un banco y hemos hablado sobre un tema que le preocupaba durante un rato. Me ha expuesto su duda, le he expresado lo que pensaba y nos hemos despedido.

De camino a casa he seguido dando un par de vueltas al episodio y a experiencias vividas entorno a los consejos. Ahí van:

A veces pedimos consejos pero lo único que queremos es que nos reafirmen en lo que pensamos, toda la información al margen de lo que queremos oír la obviamos y solo buscamos esa frase que diga: haz esto, o haz aquello. No es lo que ha sucedido hoy, pero me doy cuenta de que antes de pedir un consejo tenemos que preguntarnos si estamos dispuestxs a escuchar otra versión, o si no.

Y en segundo lugar, antes de pedir un consejo, debemos saber si vamos a ser lo suficientemente honestxs para contar la historia de un modo medianamente objetivo o por el contrario nos vamos a guardar información, vamos a mentir, maquillar para que la otra persona no nos juzgue, o para seguir controlando la partida, o quién sabe para qué.

En el pedir un consejo nos exponemos, mostramos nuestra vulnerabilidad.

En el dar un consejo hay un intento de ayudar lo más objetivamente posible,s dejarnos llevar por nuestro yo.

Muchas gracias y feliz día,

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podamos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.