Depender

El otro día vi a dos de mis vecinxs, no recuerdo muy bien si ya he hablado de ellos pero la conclusión a la que llegué fue otra, eso seguro. A él le tiembla la mano y ella va en silla de ruedas por lo que trabajan en equipo, una maravilla de ver. La cuestión es que percibí, nuevamente, cómo somos muy poquito, como en cualquier momento nuestra vida se puede truncar y necesitar e incluso depender de otra persona.

A veces pienso que esta forma que tengo ahora me va a acompañar siempre, y actúo desde ahí, creyéndome invencible, sin necesitar de nadie y autoabasteciendome, y la verdad es, que no sabes qué es lo que puede llegar a ocurrirte, cómo de deteriorado te puedes encontrar en un momento dado.

Esta visión me ayuda a no dar nada por sentado, a agradecer este precioso momento y a construir lazos reales para que puedan sostenerse y me pueda sostener, ya que todxs experimentaremos en algún momento todo esto.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.