On the road

Hoy he ido a andar por el mismo sitio de siempre y he descubierto un árbol caído en mitad del camino. Creo que la última vez que estuve fue apenas una semana y todo había cambiado. Probablemente el proceso duró meses, o quizás años, pero no era visible a mis ojos mundanos, mi atención no había reparado en el proceso que se estaba llevando a cabo.

Nos vamos de un sitio y pensamos que permanecerá intacto, que nada ocurrirá en él, pero en el fluir de la vida las condiciones cambian, los frutos quizás ya empiezan a salir y es tiempo de recogida, o quizás lo es de barbecho.

No dar nada por supuesto, comprender que lo que observamos no siempre es lo que es, que en el fondo, o no tan fondo, se están dando los pequeños movimientos que tanto estamos esperando y que creemos que no ocurrirán, o ésos que tanto negamos y que ansían salir a la luz.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .