Es un secador

Hoy paseaba por las calles cuando he visto una peluquería concreta, hacía tiempo que no pasaba por allí, o tiempo que no me venía el recuerdo de aquel día.


Era 31 de diciembre y yo adolescente total. A eso de las 17, o probablemente más tarde, descubrí que no tenía el gel especial que utilizaba para mi pelo especial. Había otras espumas en casa, gominas, pero ninguna de ellas me servía, estaba en crisis existencial, para mí y para los de mi alrededor claro, así que salí a la calle buscando peluquerías como pollo sin cabeza. Pregunté en varias y nada, hasta que llegué a la que he vuelto a ver hoy.

Resulta gracioso recordarme, observar en qué invertía mis pensamientos, cómo algo que hoy considero trivial era un mundo enorme hace años.

Todo pasa y todo llega.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .