Cómo una gota de lluvia

Y en el momento más inesperado sucede, también en los esperados pero bueno, una vida se va y otra llega, alguien se despide y hay otro bello encuentro con alguien desconocido para tí, una vela se apaga, otra se enciende.

Se nos suele olvidar esta impermanencia, vivimos basándonos en nuestro día a día, en quién compra el pan, quién no ha hecho su turno de barrer, porqué no conseguimos eso que tanto ansiamos, y en el entretanto, la vida se nos va.

Este hecho no es para sentir miedo, sino para vivir plenamente, para agradecer, para amar y para estar disponible.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .