Viento y arena

Y de repente, cuando ya tienes la maleta casi hecha todo gira de tercio y se plantea un interrogante. Recuerdo que el año pasado por estas fechas me iba a ir a Indonesia. Días antes, por no decir las horas antes la gastroenteritis invadió las calles y pasó por mi lado. En aquel entonces ya pensé: si puedo ir, iré, sino, pues ya veré lo que hago. Los que me acompañáis sabéis que pude emprender el rumbo, que fortuna la mía!

Estos últimos meses nos han mostrado cómo planificar de poco sirve, porque en un soplido el castillo se cae y sólo queda arena. Eso no quiere decir que no planeemos, sino que vivamos sabiendo que lo que hoy es mañana puede que no sea y que cualquiera de las nuevas opciones que se presenten las viviremos dependiendo de cómo las acojamos.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .