Infiltrada

Hay momentos de silencio absoluto y otros en los que las conversaciones se mezclan a través de tí y te invaden de tal manera que es complicado concentrarse y mantenerte en tu centro. Esto no quiere decir que no sea posible, pero si que tienes que respirar mucho para poder escucharte y dejarte estar.

A su vez asumo que si estaba en ese lugar en ese preciso instante era porque era ahí dónde tenía que estar, quizás para escuchar ciertas palabras, para darme perspectiva sobre algunos temas o para aprender a encontrarme me rodee lo que me rodee.

Es interesante la vida.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .